19 Festival de Málaga: más allá de la Sección Oficial

19 Festival de Málaga: más allá de la Sección Oficial

0 24

amor de mono corto malaga

No sólo de la Sección Oficial vive el festival de Málaga. Más allá de los largometrajes seleccionados hay bastantes actividades y secciones suficientes como para contentar a todo tipo de paladares cinéfilos.

Al ser la única acreditada de Objetivo:Cine me ha sido imposible asistir a todas las proyecciones y no sólo por motivos de agenda. Como bien aprendí durante el segundo día, mi cerebro deja de funcionar a partir de la tercera película y es por eso que, guiándome por el instinto, no me ha quedado otra que seleccionar unas cuantas cintas y cortometrajes de otras secciones con la esperanza de que me fueran a gustar.

Esto es lo que encontré.

Kauflanders (Zonacine Sección Oficial)

Mi acercamiento a Kauflanders se debió, por un lado a su elenco, principalmente femenino y, por otro, a su estilo e intención experimental.

La crisis económica, ejemplificada como el paro y los desahucios, ha estado muy presente este año. Zoe nos narraba la parte más humana y sencilla del problema mientras que Cerca de tu casa frivolizaba mientras nos mostraba estereotipos. Para cerrar la triada-crisis teníamos Kauflanders que, situada en la línea entre el documental y la ficción (como Zoe), nos presentaba las conversaciones sobre sus sueños y su futuro de cuatro amigas muy diferentes durante una cena.

Kauflanders se niega a adoctrinar y, si bien no tiene una línea clara en cuanto a lo que desea decir, si es cierto que nos abre interrogantes y nos arroja ideas sobre las que debatir al acabar el visionado.

Es una cinta perfecta para ver en compañía, de esas que serán comentadas y debatidas durante horas después de abandonar la sala. En otras palabras, una cinta interesante.

estirpe malaga

Estirpe (Zonacine Sección Oficial)

Llegué a esta cinta debido a los nombres asociados a ella: Ernesto Sevilla, Nacho Vigalondo, Ignatius Farray o Julian López, entre otros, resultaban el reclamo perfecto para una comedia que se centraba en la adaptación al cine del considerado (aunque ficticio) “mejor cómic del mundo”.

Hay dos formas de enfrentarse a Estirpe, la primera, dando un paso atrás para preguntarte si la cutrez de la que hace gala no es sino una fina ironía y, la segunda, más pegado a la pantalla (y a lo que esta nos muestra) disfrutando de su trospidez y de su particular sentido del humor.

Sea como sea, para que te guste Estirpe debes entender y compartir su forma de hacer comedia. También obviar el más que evidente bajón de calidad en su segunda mitad.

Cortometrajes

Me perdía dos de los ciclos de cortometrajes y no encontraba nada interesante en el que pude asistir. Todo lo contrario me pasaba con los cortos de animación donde la calidad y la estética de la mayoría de ellos me dejaban apuntalada en la butaca.

El animazine me conquistó desde sus primeros minutos convirtiéndose en una de mis actividades favoritas del festival. Amor de mono, Evo y I Said I Would Never Talk About Politics, entre mis producciones favoritas.

Nada más digno de mención en mi paso por un festival en el que me perdía, a mi pesar, todo lo relacionado con el género documental. Especialmente fastidioso encontré el no poder acercarme al ciclo Afirmando los derechos de la mujer compuesto por proyecciones breves seguidas de una mesa redonda que, por desgracia, sucedía de forma paralela a los eventos de la sección oficial.

Hasta aquí mis crónicas sobre el cine español que hemos visto en Málaga. Me lo he pasado bien. He aprendido, he disfrutado y me he dado cuenta de que los críticos profesionales cambian mucho de opinión entre que lo que comentan tras la peli y lo que escriben en su crítica. Toda una experiencia.

Gracias al Festival de Málaga por las imágenes.