Objetivo Cine

El amor en el Siglo XXI: Diez películas románticas para un San Valentín contemporáneo

Borja Jiménez 14 febrero, 2013 1

Es el día de los enamorados y, evidentemente, desde Objetivo:cine nos decantamos por intercalar en el planning romántico una buena película de amor, más allá de las opciones clásicas. Por lo tanto, os ofrezco mi lista de películas románticas del Siglo XXI, intentando salirme un poco de lo típico, y no limitarme a hablaros de Amelie (2001) o (550) días juntos (2009). Así queda la cosa:

Scott Pilgrim contra el mundo (2010)

Evidentemente, si hablamos del cine actual, nos encontraremos con cruces de géneros e, incluso, de plataformas, como es el caso de esta película-videojuego, la cual ya desde sus créditos iniciales consiguió ganarme el corazón. Dirigida por Edgar Wright (adoro a este hombre desde Zombies Party), nos presenta una película basada en la novela gráfica (cómic, de toda la vida) del canadiense Bryan Lee O’Malley, en el que se mezcla el humor absurdo, acción y fantasía. La película cumple perfectamente con el binomio cine y videojuego, el cine indie y la cultura pop, cuya pareja de protagonistas cumple a la perfección: Michael Cera y Mary Elizabeth Winstead. Una película muy disfrutable:

Wall-E (2008)

Pocas veces uno podría imaginarse que el amor entre una especie de excavadora amarilla y un ordenador de Apple convertido en robot pudiera emocionarnos tanto. Pero es que Wall-E es totalmente adorable. Andrew Stanton da una lección de humor visual y comedia romántica en varios tramos de la película. Lástima lo de John Carter (2012), pero casi que mejor, porque así puede volver el bueno de Stanton al cine de animación, que es lo suyo (Bichos, Buscando a Nemo…). Poco más voy a decir de Wall-E, absoluta obra maestra de obligado visionado.

¡Olvídate de mi! (2004)

Tenía mis reservas con Jim Carrey en un papel medianamente serio, y más aun formando pareja con Kate Winslet, pero Eternal Sunshine of the Spotless Mind (traducida al boleo por Olvídate de mi) es un drama romántico, con algún tinte cómico, maravilloso. Nuevamente una película de cine independiente USA, con toques fantásticos y reflexiones sobre el destino. Muy interesante ese concepto, que se mezcla perfectamente con el borrado de memoria que sufre el protagonista. El genial guionista Charlie Kaufman firma el libreto, siendo uno de los puntos fuertes de esta película, en la que también vemos a Kirsten Dunst, Mark Ruffalo, Elijah Wood y Tom Wilkinson. Dirige Michel Gondry, quien más adelante, concretamente siete años después, firmaría una de las peores películas que yo he visto, The Green Hornet (2011).

Moonrise Kingdom (2012)

Wes Anderson nos muestra con su particular estilo y visión el amor entre dos preadolescentes, rodeados de pintorescos personajes, a cual más extraño. Consigue que nos metamos de lleno en su mundo y disfrutemos mirando con sus ojos. Poco más os voy a decir de esta película, ya que os remito a la crítica que encontrareis en esta misma web, cuyo enlace esta justo aquí:

Crítica de Moonrise Kingdom en Objetivo:cine

Match Point (2005)

No podía faltar Woody Allen en esta lista. Si no fuera por Midnight in Paris (2011), Match Point sería su mejor película rodada en el viejo continente. Con un guión inmejorable, Allen nos cuenta una historia donde la suerte juega un papel vital, así como las decisiones de los protagonistas. Espectacular Scarlett Johansson, interpretando a la deseada cuñada del protagonista (este hombre tiene obsesión con este tema), Jonathan Rhys Meyers. La ambientación, los diálogos y, una vez más, el guión, son absolutamente perfectos.

El castillo ambulante (2004)

Porque Hayao Miyazaki tenía que estar en esta lista sí o sí, porque todas sus películas tratan del amor (sobre todo, amor a la naturaleza) y porque El Castillo ambulante es su película donde más claramente vemos “una relación de pareja”. Nuevamente nos adentramos en su mitología, un universo colorido donde la magia envuelve todo, y la particular visión del Disney japonés nos envuelve por completo. Poco más hay que descubrir de este hombre, solamente desear que siga haciendo cine durante muchos años.

Juno (2007)

Jason Reitman (director) y Diablo Cody (guionista) consiguen firmar una película bastante redonda, donde el amor está en un segundo plano, pero las atípicas relaciones (¿de pareja?) que vemos están plasmadas de una forma atrayente y original. De nuevo Michael Cera, junto a  Jennifer Garner, Jason Bateman, Olivia Thirlby o J.K. Simmons, pero por encima de todos Ellen Page, la cual lleva el peso de la película y es razón más que suficiente para dedicar hora y media del día de los enamorados a disfrutar de esta película.

The Artist (2011)

Una película de 2011, pero que podría ser perfectamente de principio de los 30. Una maravilla muda, en blanco y negro, y francesa, pero que también podría estar rodada perfectamente en Hollywood. Una historia de amor narrada de manera maravillosa. Al igual que con Moonrise Kingdom, os remito a mi crítica en esta misma web:

Crítica de The Artist en Objetivo:cine

The-artist.jpg

An Education (2009)

Drama romántico ambientado en la Inglaterra de los años 60, que nos descubrió a una de las mejores actrices jóvenes de la actualidad, Carey Mulligan. El guión es muy sólido, aunque la historia flaquea un poco en su recta final. La ambientación está muy lograda, y las decisiones de los distintos personajes fluyen de manera natural, creando una historia muy creíble. La directora Lone Scherfig rodaría más adelante One Day (2011), otra buena historia de amor basada en otra novela.

Déjame entrar (2008)

Hemos visto miles de romances entre humanos y vampiros a lo largo de las décadas y a lo largo de los formatos (cine, literatura, cómics…), pero una realmente original y diferente es la historia de Déjame entrar, que hace palidecer (no confundir con brillar) a otros vampiros vistos recientemente en la gran pantalla. Tomas Alfredson, quien más adelante rodaría otra genial película, El Topo (2011), nos cuenta la relación entre un chico de doce años, maltratado en su clase, con una pequeña bestia, una vampiresa tan pequeña como letal. Ambientada en los años 80, Déjame entrar se ha convertido en una película de culto.

Bonus: El lado bueno de las cosas + Las ventajas de ser un marginado

Para terminar, y si el plan contempla ir al cine, tanto El lado bueno de las cosas, como Las ventajas de ser un marginado, son las mejores opciones, actualmente en cartelera, para ver una buena historia de amor, contada de una manera diferente. Igualmente, Jennifer Lawrence y Emma Watson son dos muy buenas razones para verla. Feliz Día de San Valentín.

Un comentario »


  1. Yanira 13 mayo, 2014 at 2:32 - Reply

    Muy buenas películas. :D

Deja tu comentario »