Cortometrajes: Éramos pocos

Cortometrajes: Éramos pocos

0 62

eramos pocos

Cuando Julia, cansada, decide abandonarles y se marcha de casa, un padre y un hijo se ven incapaces de realizar las tareas del hogar. Deciden entonces sacar del asilo a la madre de ella y llevarla a vivir a casa con la esperanza de que ella se encargue de todo desde ese momento. Aunque no están muy convencidos de su estrategia, las cosas empiezan a funcionar muy bien en la casa.

Con dos de los grandes habituales de la actuación de este país como Ramón Barea –Negociador (2014), La herida (2013) o Blancanieves (2012)- y la añorada Mariví Bilbao -a la que también tuvimos en esta sección con el cortometraje La primera vez-, Éramos pocos nos trata de manera tragicómica varios aspectos importantes de la sociedad actual. La soledad y el abandono de muchos ancianos “que ya no valen para nada”, la necesidad de “sentirse útil” y querido, el oportunismo ola educación machista que tiene a jóvenes y adultos sin saber pegar un palo al agua dentro de la propia casa son tratados de una forma inteligente sobria y cómica, con una muy buena fotografía que acompaña perfectamente las actuaciones de sus protagonistas.

original

Ganador de más de sesenta premios a nivel nacional e internacional, destacando el de Mejor Comedia en el Festival de Aspen (2005) y una mención Especial en la Berlinale (2006), Éramos pocos también compitió por el Oscar a Mejor Cortometraje de Ficción de ese mismo año (junto al de Javier Fesser “Binta y la gran idea”), si bien finalmente fue West Bank Story la que se alzó con la estatuilla.

3 estrellas y media